Menú Cerrar

ENCADENANDO PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Encadenar un pensamiento con otro, y con otro y así sucesivamente, es algo que suele pasar con frecuencia, por ejemplo, cuando pensamos en algún plan que tenemos pensado hacer, que tenemos ganas de que llegue la fecha para hacerlo, y pensamos alrededor de ese plan añadiendo otras variantes, otros lugares cercanos a los que iremos, qué visitaremos una vez estemos allí…

Aquí se trata de una cadena de pensamientos agradables que nos motivan a desear con más fuerza que llegue ese día ó las vacaciones para poner en práctica todos esos planes que, hasta ahora, sólo teníamos en la cabeza y que vamos a poder llevar a la acción.

También encadenamos pensamientos negativos, unos con otros a veces a una gran velocidad, a veces de forma automática sin tener control sobre ellos para poder pararlos, que nos vienen a la mente y parece que se van a quedar para siempre…

Esos pensamientos se van hilando unos con otros y nos quedamos entremezclados en ellos, como enganchados y nos producen emociones como el miedo, el temor, la parálisis de la conducta porque nos sentimos bloqueados, sin saber qué hacer ó cómo seguir, qué solución buscar ó cómo empezar a salir de ellos…

Es indispensable tener conciencia de qué es lo que nos está pasando, que estamos uniendo esos pensamientos que, cuando son negativos nos van a llevar a paralizarnos y a sentirnos que no podemos hacer gran cosa para salir de ahí, pero como digo, lo fundamental es darse cuenta de que los tienes, para después pararte a pensarlo unos minutos y ver si tienen sentido ó son producto de tus inseguridades, que será lo más posible. Una vez hagas esta discriminación, verás las cosas más claras y podrás, también, dejar de darles vuelta a aquellos que no tienen sentido.

Actuando así, estarás previniendo futuras cadenas de otros pensamientos desadaptativos y negativos que podrían volver a aparecer más adelante.

 

Si quieres contactar conmigo de forma confidencial, te dejo mi correo electrónico para que puedas escribirme,  monicagp@gmx.es.

Depresión